kukamoto

¿La política es susceptible de innovación?

¿La política en México es susceptible de innovación?

En las elecciones intermedias de México de este 2015, una palabra adquirió particular peso: “independientes”.

Candidatos a puestos políticos que apostaron a promoverse sin la representación de partidos políticos, mas no sin alguna influencia de ellos, el “Bronco” es un converso que le dio la espalda al Partido Revolucionario Institucional, PRI y Pedro Kumamoto, quien sus detractores acusan de ser apoyado en su equipo de trabajo por personajes que viven del sistema de partidos que reparte puestos y sueldos en distintas entidades públicas.

Candidato independiente es aquel que no tiene el soporte de un partido lo que implica el apoyo de sus fuerzas sobre todo la económica. Los independientes demostraron al menos ser competitivos y hasta ganadores sin necesidad de los impresionantes presupuestos que los partidos “formales” gastan y ahí estamos viendo acciones desde un cambio radical, rompiendo ese paradigma en la cultura mexicana de “político pobre-pobre político”, frase célebre adjudicada a Carlos Hank González, ex gobernador del Estado de México.

Los independientes, particularmente el caso del “Bronco” usa las redes sociales y no las plataformas tradicionales usadas por los políticos mexicanos para promover su voto e imagen: periódicos, televisoras, radiodifusoras. Nueva ruptura con la inercia, con la tradición, con lo que siempre se hace de la misma manera.

¿La innovación tiene éxito porque simplemente “hace las cosas distintas”?

La innovación tiene éxito porque hace cosas distintas que sorprenden a los usuarios y les entrega valor, les entrega algo que desde las primeras experiencias son gratas y se disfrutan: propuestas, palabras con sentido, acciones inmediatas, etc.

Y algo muy importante son fuertes promesas de una calidad de vida mejor.

Ojalá la innovación sea un componente de la nueva vida política mexicana, pues le urge al país cambios radicales.

La política es un fértil territorio de innovación social.